LA DISCIPLINA LO ES TODO EN EL TRADING

Para lograr cambios relevantes en tu vida necesitas ser disciplinado, y una persona disciplinada en el contexto del trading, es aquella capaz de seguir un conjunto de reglas objetivas a rajatabla, con la mayor probabilidad a su favor y con el potencial de hacerle ganar, es decir la disciplina es la capacidad de hacer lo correcto, aunque tú no quieras. Y cuando eres capaz de elegir lo que debes por encima de lo que quieres, entonces serás capaz de lograr muchas metas en tu vida.

La disciplina es el eslabón perdido del trader novato y no todos tenemos la fortuna de empezar en este mundo del trading con algún mentor que nos guíe, así que la mayoría descubre después de mucho tiempo que este sencillo pero poderoso hábito de la disciplina tiene el poder de marcar la diferencia entre ganar o perder. Así que en este post quiero darte 5 reglas que te serán útiles para tener disciplina al momento de operar en los distintos mercados.

  1. Sé disciplinado y el mercado te recompensará 

Sé disciplinado el 100% del tiempo en cada una de tus operaciones, ser disciplinado no solo cuando se gana sino cuando se pierde, y cuando te digo que el mercado te recompensará, me refiero a que tendrás menos pérdidas en las operaciones perdedoras por no salirte de tu plan, ya que no te pondrás a improvisar en el momento que estés ejecutando en una operación. Recuerda que la ambición puede hacerte caer en la indisciplina, así que una vez que cumplas con tu objetivo, cierra tu computador y ¡aléjate del mercado!, créeme no querrás arriesgar lo ganado.

 

  1. No permitas que una operación ganadora se convierta en perdedora

Si tienes una operación que va en ganancia no puedes permitirte cerrarla en negativo al final del día. Suma pequeños parciales en ganancia, así sea poco pero ya van sumando a tu cuenta. No es necesario ser avaro y mover el TP mucho más lejos, recuerda que el mercado nos da oportunidades de inversión todos los días y en todas las sesiones, y ninguna operación debería ser la única responsable de tus ganancias o de tus pérdidas. 

  1. Reduce el riesgo cuando van mal las cosas.

Cuando tengas una serie de operaciones negativas, reduce el porcentaje que arriesgas por operación, ya que es posible que requieras corregir ciertos aspectos de tu estrategia, y mientras lo consigues no arriesgues más de la cuenta. Cuando tus próximas operaciones sean ganadoras entonces puedes volver a tu gestión habitual.

  1. Desarrolla tu propia estrategia y se independiente. 

Debes tener una estrategia para participar en los mercados sino te comerán vivo. Cíñete a un conjunto de reglas para abrir una operación. Si tienes una metodología que funciona ejecútala a rajatabla y no te salgas de ella por ¡ningún motivo! Si tus reglas las probaste en una sola sesión no quieras ejecutarlas en todas las demás porque el mercado es cambiante. Cuando diseñes tu propia manera de operar practícala y sé disciplinado aplicándola. Recuerda que tienes que actuar por ti mismo y no depender de nadie. Lo que le funciona a María no tiene por qué funcionarle a Carlos.

  1. Aprende a perder dinero

Es muy satisfactorio encender tu computador todos los días sabiendo que, si sigues las reglas, te ciñes a tu estrategia y eres disciplinado, las probabilidades de tener éxito son muy altas. Pero no siempre saldrás en positivo al final del día, las pérdidas son parte de este negocio y debemos aprender a manejarlas. Siempre con una correcta gestión de capital, nunca superes el máximo que te tienes permitido arriesgar por cada operación, apégate siempre al plan y no te aferres a una operación perdedora, ya abran nuevas oportunidades, así que aprende a perder y ganarás!

Recuerda que si quieres ser rentable en este negocio y ser un trader exitoso, debes ser disciplinado, seguir tus reglas y nunca salirte de tu plan de trading, así que no lo pienses más y comienza a trabajar en tu disciplina.

About Author

Compartir con:

Facebook
WhatsApp
Email

Síguenos en nuestras redes

Artículos Populares

BLOGS

Artículos Relacionados:

Mantenerse Enfocado

MANTENERSE ENFOCADO

Muchas veces nos hemos preguntado: ¿Qué es lo que realmente deseamos lograr en la vida?