¿TE SIENTES FRACASADO O ERES FRACASADO? – Parte 2

Deja de sentirte fracasado

En el blog anterior, hablamos de la diferencia entre sentirse fracasado y serlo. Y mencionamos que cuando nos sentimos fracasados, es bueno mirarlo desde el lado positivo. Pero te preguntarás: ¿Cómo sacar algo positivo de ese sentimiento de fracaso?

 

Piensa en algo que de niño querías, algo que siempre soñaste y que al conseguirlo marcó tu niñez. Algo que siempre recuerdas con mucha emoción e incluso te da un poco de nostalgia.

 

Ahora piensa en cómo lo obtuviste, seguramente no a la primera. Si era algo que querías lograr tuviste que intentarlo más de una vez. Si era algo que te querías comprar, tuviste que ahorrar por más de un día para comprarlo; y si era algo que le pediste a tus padres, seguro ellos te dijeron: “Si te portas bien, te lo damos”; y no solo te tenías que portar bien un día, sino varios.

 

¿Ves cómo no lo conseguiste a la primera? En ese momento no te sentiste fracasado por el mismo hecho de tener la inocencia de un niño, pero en realidad es algo que va más allá de la inocencia. Y es que te enfocabas en lo que querías, en ese juguete, en ese postre, en ese regalo que te darían si te portabas bien, solo pensabas en lo que ibas a tener y no te preocupabas por lo que pasara para conseguirlo. ¿Cuál es la diferencia entre ese niño y la persona que eres ahora?

 

Hay mucha comparación, vivimos en un mundo donde todos te hacen creer que son exitosos los que tienen resultados rápido y, fracasados, los que no. Es por eso que inconscientemente al no lograr algo a la primera te consideras parte de ese grupo de fracasados, pero en realidad no lo eres. No eres un fracasado porque aún estás vivo y puedes luchar por eso que quieres.

 

Siempre recuerda a ese niño que eras y al que le daba mucha ilusión conseguir algo. Que no le importaba el tiempo que pasara y que contaba los días de manera diferente a como los cuentas ahora. Antes decías que ya faltan 3 días, 2 días. Ya falta 1 día para lograrlo o para tenerlo, ahora dices ya pasaron 5 días. Ya pasó 1 semana. Ya pasó un mes y no consigo nada.

 

Si te pones a pensar, tu yo de niño te acaba de dar una lección, y es contar el tiempo de manera diferente. No cuentes el tiempo que llevas sin conseguir nada, siempre di que falta menos para conseguirlo.

 

Recuerda que al final solo tú decides si quedarte en eso que consideras fracaso y dejar que el tiempo pase y se lleve tu vida o decir: “No logré lo que esperaba, pero eso no quiere decir que no lo haré”.

 

Todo es una decisión, y entender que lo que quieres o crees imposible solo va a tardar un poco más de tiempo del que esperabas, te ayudará a seguir y ser persistente. Deja que tu niño inocente regrese por un tiempo y permítele que tome el control de lo que quieres, porque te aseguro que ese niño sí pensaba de manera positiva y es por eso que lograba todo, hasta no sentirse fracasado, sino victorioso.

No olvides seguirnos en nuestras redes para más contenidos de trading

Y desarrolla tu mentalidad trader con nuestros artículos

About Author

Compartir con:

Facebook
WhatsApp
Email

Síguenos en nuestras redes

Artículos Populares

BLOGS

Artículos Relacionados:

Mantenerse Enfocado

MANTENERSE ENFOCADO

Muchas veces nos hemos preguntado: ¿Qué es lo que realmente deseamos lograr en la vida?